COVID-19: Evaluación rápida de necesidades de personas mayores

image01
Foto: GRADAID.

Haití26/1/2021 · Por Margot de Greef.

Los primeros casos de COVID-19 se registraron en Haití el 19 de marzo de 2020. Para detener la propagación del virus, el gobierno anunció el cierre de diferentes sectores de inmediato. Como consecuencia, muchas personas perdieron sus trabajos, mientras que otros, en el sector informal, tuvieron que incumplir las restricciones de movimiento. El sistema de salud no estaba preparado para hacer frente a la pandemia, ya que no hay suficiente equipo médico, incluidos materiales de protección. En enero de 2021, la capacidad de testeos y tratamientos sigue siendo limitada en Haití.

En este contexto, HelpAge International inició una evaluación del impacto del COVID-19 en la vida de las personas mayores, con el fin de informar sobre programas e incidencia. En Haití, esta evaluación fue realizada por Church World Service (CWS) en colaboración con cuatro asociaciones/organizaciones. Se realizaron entrevistas individuales con 240 personas mayores en la zona urbana de la capital Port-au-Prince y la zona rural del departamento del Noroeste.

El 20 de enero de 2021, el Ministerio de Salud Pública reportó un total de 11.099 casos confirmados de COVID-19 y 243 muertes. Gran parte de las personas mayores en Haití no tienen ingresos para comprar alimentos, tener acceso al sistema de salud o comprar materiales básicos para protegerse del virus. Tienen acceso limitado al agua y jabón para lavarse las manos. Están luchando para hacer frente a los impactos del virus y necesitan apoyo sobre todo para acceder al sistema de salud.

Se deben tomar medidas urgentes para transferir dinero en efectivo y proporcionar raciones de alimentos a dicho sector de la población, junto con actividades apropiadas para generar ingresos y una campaña de incidencia para mejorar la situación general de éstas personas.

Prioridades para personas mayores durante COVID-19

Alimentos
El 92% tuvo que reducir la cantidad o la calidad de los alimentos que consumieron, debido al COVID-19. El 87% tiene alimentos en casa para menos de dos días.

Ingresos
Gran parte de las personas mayores no tienen forma de obtener ingresos y dependen de sus hijos u otras personas, quienes no pueden apoyarlos en este momento difícil porque muchos perdieron su trabajo. El 55% no tenía ahorros o los había gastado debido al COVID-19.

Salud
73% de la población mayor tiene dificultades para acceder a los servicios de salud y el 98% no sabe dónde está el centro de salud más cercano para realizar tests y tratar a las personas con COVID-19. El 91% de las personas mayores encuestadas tenía algún problema de salud, mientras que el 54% no podía obtener los medicamentos necesarios.

Agua, saneamiento, higiene y COVID-19
El 99% conoce las medidas que se deben tomar para protegerse del COVID-19, pero el 35% no puede aplicar el principio de lavado de manos debido al acceso limitado al agua, jabón y almacenamiento del agua. El 56% no puede comprar materiales de protección personal y 52% no tiene suficiente agua.

Bienestar
Desde el inicio del COVID-19, casi la mitad de las personas mayores se sienten preocupadas, ansiosas o deprimidas por esta situación. El 41% considera que el abuso financiero es un riesgo para las mujeres y el 33% para los hombres. El 27% cree que existe riesgo de abandono de las mujeres y el 29% de los hombres.

Recomendaciones

  • Implementar un modo de transferencia de dinero en efectivo multipropósito para apoyar medios de vida adaptados a personas mayores y actividades para generar ingresos rápidamente. En áreas rurales, además de efectivo, facilitar alimentos.
  • Ofrecer apoyo psicosocial a las personas mayores para trabajar su inquietud o ansiedad y su capacidad para hacer frente a la situación.
  • Entregar medicamentos y facilitar el transporte de personas mayores si no pueden acceder a los centros de salud.
  • Distribuir jabón, cloro y máscaras, así como sistemas de captación de agua, específicamente en áreas rurales.

Leer el informe completo en inglés o en creole.