Presentación de 'Niñez que cuenta' en el Salón de las Américas en Washington DC

El impacto de las políticas de drogas sobre niñas, niños y adolescentes con madres y padres encarcelados en América Latina y el Caribe.

image01
Foto: OEA (Organizción de Estados Americanos).

Niñez, familia y cárcel6/6/2019 · Por Luciano Cadoni.

Luego de 2 años de trabajo se presentó, en el Salón de las Américas en Washington DC, el estudio regional "Niñez que cuenta, El impacto de las políticas de drogas sobre niñas, niños y adolescentes con madres y padres encarcelados en América Latina y el Caribe".

El estudio fue escrito por Corina Giacomello, coordinado por la oficina regional para América Latina y el Caribe de CWS y contó con la asistencia técnica de Gurises Unidos y WOLA y el apoyo financiero de Open Society Foundations.

“Niñez que cuenta” detalla los efectos nocivos de las políticas de drogas sobre niños, niñas y adolescentes con padres encarcelados América Latina y el Caribe. El estudio re-confirma que los niños de padres encarcelados (NNAPEs) a menudo están expuestos a múltiples formas de violencia, son invisibilizados por las políticas públicas en general y las políticas de drogas en particular y enfrentan el estigma, el aislamiento social y la discriminación en sus comunidades.

El estudio regional compila y analiza la información que fue producida en base entrevistas realizadas más de 70 niños y sus cuidadores en ocho países. -México, Colombia, Chile, Costa Rica, República Dominicana, Brasil, Uruguay y Panamá, y fue realizada por expertos en políticas de drogas, el sistema penal y políticas dirigidas a los niños.

“Que mi papá esté preso ha destruido mi familia. Mi mamá y nosotros hemos pasado muchísimo trabajo, tanto que tuvimos que mudarnos del pueblo donde vivíamos... Yo no me habría casado siendo adolescente, si no fuera para quitarle a mi mamá la carga de mantenerme a mí y a mis hermanos... No resistía ver a mi mamá con tanta carga y sin dinero”. Estas fueron las palabras de Chanel, una de las jóvenes dominicanas entrevistadas en el marco del proyecto que retractan de manera simple y concisa el impacto de estas políticas en la vida de estos y estas NNAPEs.

Por su parte, en el mismo se actualiza la estimación que en 2014 se había incluido en Invisibles: ¿Hasta Cuándo? dando como resultado que actualmente hay entre 1,710,980 y 2,307,048 niños en la región tienen al menos uno de sus padres en prisión. De estos, alrededor de 500.000 viven en esta situación debido a las políticas de drogas, una tendencia que, sin cambios profundos y oportunos, seguirá aumentando.

El estudio realiza una lista de recomendaciones destinadas a defender y promover los derechos de los niños, niñas, y adolescentes, así como a reformar el sistema de justicia penal en la región.

Las recomendaciones claves para los Estados y los proveedores de servicios incluyen:

  • Participación de los niños, niñas y adolescentes, incluidos los/as NNAPES en las discusiones y medidas que los afecten.
  • Integración de equipos de psicólogos y trabajadores sociales que brinden atención a los/as NNAPES en los centros educativos.
  • Implementación de programas participativos de integración social centrados en la infancia y el género que incluyan a los/as NNAPES.
  • Consideración de los impactos de las políticas de drogas en la vida de NNAPES, en discusiones y reuniones de organismos internacionales y regionales de control de drogas.
  • Producción y difusión de datos cuantitativos sobre niños, niñas y adolescentes cuyos padres están encarcelados, desglosados por género, y asegurando que esta información sea pública y accesible.
  • Asegurar que se apliquen las penas o medidas de precaución menos perjudiciales para el bienestar de los hijos e hijas de las personas acusadas, adoptando una metodología caso por caso y favoreciendo medidas alternativas al encarcelamiento.
  • Asegurar que la persona detenida quede encarcelada en un lugar cercano al domicilio de sus hijos, de acuerdo con el artículo 9 y el artículo 3 de la Convención sobre los Derechos del Niño.

En los próximos meses, CWS, junto a sus socios de la Plataforma NNAPEs organizarán y participaran en presentaciones y eventos a nivel local, regional e internacional donde se sociabilizarán estos resultados con el objetivo de que estos niños , niñas y adolescentes dejen de ser invisibles para las políticas de drogas y para todas las políticas públicas que deben asegurar y acompañar su pleno desarrollo.

Para ver todos los documentos y productos que emergen del proyecto se puede visitar: NNAPEs-PDD