Jornadas de atención comunitaria que transformaron el espíritu de ayuda de sus participantes

Jornadas de atención comunitaria que transformaron el espíritu de ayuda de sus participantes | Autor: CWS | Ser conscientes de la importancia de la salud mental posibilita un camino en el que las personas aprenden a manejar situaciones post traumáticas tanto en el trabajo como en sus vidas personales.   Antes del huracán Dorian, los trabajos del Dr. Gregory Swann como psicólogo de la policía en la isla de Grand Bahama (ubicada al norte de las Bahamas), giraba en torno a la colaboración con agencias gubernamentales; pero tras las emergencias del 2019, él amplió su rol y perspectiva de ayuda al prójimo.   A través del proyecto de Apoyo Psicosocial y de Salud Mental de la Asociación Psicológica de las Bahamas (BPA, por sus siglas en inglés), el Dr. Swann se certificó como instructor en primeros auxilios psicológicos, y su misión se extendió más allá de sus deberes habituales: Realizó chequeos de bienestar a los socorristas, sobrevivientes y a la comunidad en general, lo que le permitió interactuar con adolescentes y el personal escolar en áreas afectadas por las emergencias.   Algo similar sucedió con Delice Lynch, en las islas de Abaco, pues a través del proyecto amplió sus horizontes de cómo llegar a las comunidades que no tienen acceso a programas educativos formales como conferencias y seminarios. Antes, ella ayudaba distribuyendo alimentos, pero luego de formarse como educadora comunitaria con la BPA, su perspectiva de lo que podía hacer creció.    “Calle por calle, compartí información vital sobre cómo manejar el estrés en situaciones de crisis, dejando números de línea de ayuda para aquellos que necesitaban apoyo adicional”, dijo Delice.   Por su parte, el Dr. Swann también colaboró con el equipo para formar y coordinar un comité de pastores y líderes de iglesias haitianas en Abaco: “Distribuimos números de líneas de ayuda, realizamos presentaciones de manejo del estrés con la ayuda de un traductor, distribuimos paquetes de cuidado y organizamos una mini feria de salud para un segmento de la comunidad”.   El Dr. Swann aseguró que estas actividades le enseñaron el valor de la resiliencia y la interconexión de las comunidades en tiempos de adversidad; mientras que Delyce comentó: “Me he vuelto más empática con las personas que viven en situaciones de angustia. Entiendo más plenamente que: “Allí, salvo por la Gracia de Dios, voy”.   La BPA es una organización profesional de psicólogos en las Bahamas “que se esfuerza por promover el bienestar humano mediante el estímulo de la psicología en todas sus ramas de la manera más amplia y liberal posible”, como los describen en su sitio web. Con el apoyo de CWS, Episcopal Relief and Development y Presbyterian Disaster Assistance, la Asociación lideró un programa de recuperación a largo plazo para comunidades afectadas por la pandemia del COVID-19 y el Huracán Dorian. Haití y el Caribe Inversión en medios de vida rurales, un impulso del crecimiento comunitario 13 de noviembre, 2023Leer ahora CWS participa en la 5ª Conferencia de Donantes de Haití 12 de junio, 2023Leer ahora CWS participa en la quinta Conferencia de Donantes de Haití 9 de mayo, 2023Leer ahora

COVID-19: Evaluación rápida de necesidades de personas mayores

COVID-19: Evaluación rápida de necesidades de personas mayores | Autora: Margot de Greef | Los primeros casos de COVID-19 se registraron en Haití el 19 de marzo de 2020. Para detener la propagación del virus, el gobierno anunció el cierre de diferentes sectores de inmediato. Como consecuencia, muchas personas perdieron sus trabajos, mientras que otros, en el sector informal, tuvieron que incumplir las restricciones de movimiento. El sistema de salud no estaba preparado para hacer frente a la pandemia, ya que no hay suficiente equipo médico, incluidos materiales de protección. En enero de 2021, la capacidad de testeos y tratamientos sigue siendo limitada en Haití. En este contexto, HelpAge International inició una evaluación del impacto del COVID-19 en la vida de las personas mayores, con el fin de informar sobre programas e incidencia. En Haití, esta evaluación fue realizada por Church World Service (CWS) en colaboración con cuatro asociaciones/organizaciones. Se realizaron entrevistas individuales con 240 personas mayores en la zona urbana de la capital Port-au-Prince y la zona rural del departamento del Noroeste. El 20 de enero de 2021, el Ministerio de Salud Pública reportó un total de 11.099 casos confirmados de COVID-19 y 243 muertes. Gran parte de las personas mayores en Haití no tienen ingresos para comprar alimentos, tener acceso al sistema de salud o comprar materiales básicos para protegerse del virus. Tienen acceso limitado al agua y jabón para lavarse las manos. Están luchando para hacer frente a los impactos del virus y necesitan apoyo sobre todo para acceder al sistema de salud. Se deben tomar medidas urgentes para transferir dinero en efectivo y proporcionar raciones de alimentos a dicho sector de la población, junto con actividades apropiadas para generar ingresos y una campaña de incidencia para mejorar la situación general de éstas personas. Prioridades para personas mayores durante COVID-19 AlimentosEl 92% tuvo que reducir la cantidad o la calidad de los alimentos que consumieron, debido al COVID-19. El 87% tiene alimentos en casa para menos de dos días. IngresosGran parte de las personas mayores no tienen forma de obtener ingresos y dependen de sus hijos u otras personas, quienes no pueden apoyarlos en este momento difícil porque muchos perdieron su trabajo. El 55% no tenía ahorros o los había gastado debido al COVID-19. Salud73% de la población mayor tiene dificultades para acceder a los servicios de salud y el 98% no sabe dónde está el centro de salud más cercano para realizar tests y tratar a las personas con COVID-19. El 91% de las personas mayores encuestadas tenía algún problema de salud, mientras que el 54% no podía obtener los medicamentos necesarios. Agua, saneamiento, higiene y COVID-19El 99% conoce las medidas que se deben tomar para protegerse del COVID-19, pero el 35% no puede aplicar el principio de lavado de manos debido al acceso limitado al agua, jabón y almacenamiento del agua. El 56% no puede comprar materiales de protección personal y 52% no tiene suficiente agua. BienestarDesde el inicio del COVID-19, casi la mitad de las personas mayores se sienten preocupadas, ansiosas o deprimidas por esta situación. El 41% considera que el abuso financiero es un riesgo para las mujeres y el 33% para los hombres. El 27% cree que existe riesgo de abandono de las mujeres y el 29% de los hombres. Recomendaciones Implementar un modo de transferencia de dinero en efectivo multipropósito para apoyar medios de vida adaptados a personas mayores y actividades para generar ingresos rápidamente. En áreas rurales, además de efectivo, facilitar alimentos. Ofrecer apoyo psicosocial a las personas mayores para trabajar su inquietud o ansiedad y su capacidad para hacer frente a la situación. Entregar medicamentos y facilitar el transporte de personas mayores si no pueden acceder a los centros de salud. Distribuir jabón, cloro y máscaras, así como sistemas de captación de agua, específicamente en áreas rurales.   Leer el informe completo en inglés o en creole.  Relacionadas: Haití y Bahamas Movilidad humana desde Haití. Causas de la migración. 4 de octubre, 2021Leer ahora Tipos de Movilidad de la población haitiana 4 de octubre, 2021Leer ahora

Una situación muy compleja que se complejiza aún más en Haití debido al COVID-19

Una situación muy compleja que se complejiza aún más en Haití debido al COVID-19 | Autora: Margot de Greef y Laura Curkendall. Traducido y adaptado por Luciano Cadoni. | Clic aquí para donar al Fondo de Respuesta al Coronavirus de CWS, que incluye el apoyo a este programa en Haití. Imagínate, por un momento, que se despertó esta mañana en un hogar situado en el Departamento del Noroeste de Haití. Si fuera así, probablemente estarías viviendo muy preocupado/a por el riesgo de contagiarte de COVID-19. Es verdad que esta es una preocupación que existe actualmente en muchos países del mundo. Sin embargo, la situación en Haití es bastante particular. De vivir allí, estarías en un país que atraviesa, desde hace muchos años, una gravísima crisis política. Y si estuvieras en la parte más pobre de Haití, el Departamento del Noroeste, también estarías en un lugar que está pasando por una crisis alimentaria desde hace más de seis meses. El acceso a alimentos es cada vez más complejo y el precio de éstos es cada vez más alto. La situación ha empeorado aún más debido al cierre de la frontera y a la disminución de la actividad comercial. Los alimentos no llegan a las comunidades. Si estuvieras allí hubieras plantado tus cosechas en marzo o abril para que tu familia pueda diera cosecharlas pronto. Eso te daría la posibilidad de poder poner comida en la mesa y vender lo que te sobra para ganar algo de dinero. Pero hubo una sequía este año, así que lamentablemente no pudiste plantar. En vez de eso, tú y tu familia se han tenido que comer las semillas que tenías reservadas para la siembra. Esa cosecha no sucederá, y no sabes cómo podrás alimentar a tu familia una vez que las semillas se hayan terminado. En medio de todo esto, oíste hablar de algo llamado coronavirus. Pero vives en una zona rural y no tienes radio, así que realmente no sabes ni entiendes muy bien lo que está pasando. ¿Puedes confiar en los rumores y noticias que te comentan tus vecinos? Has oído que las primeras personas que dieron positivo por COVID-19 fueron estigmatizadas y atacadas, así que no vas a comentarlo aun si crees que podrías también estar contagiado. Sumado a esto, no hay ningún hospital en esa zona del país donde puedas recibir tratamiento si es que tienes síntomas. La crisis política y los cortes de rutas que ocurrieron a finales de 2019 dejaron a los hospitales en una situación terrible. No cuentan con suficientes suministros médicos, oxígeno ni con combustible para mantener los generadores en marcha. En medio de esta situación acuciante, haces lo único que puedes hacer: trata de proteger a tu familia y espera que el virus no te alcance. ¿Pero cómo?Has oído que lavarte las manos es importante. Pero no tienes agua corriente ni jabón en casa. El gobierno dice que debes usar un tapabocas, pero no tienes uno. También dicen que debes quedarte en casa. Pero tienes que salir todos los días a buscar comida, ya que tu economía te permite solo cubrir las necesidades diarias. Un día sin trabajo es un día sin ingresos. Eso significa que no hay comida en la mesa. Si no puedes trabajar, tendrás que vender cualquier cosa que tengas de valor, incluido tu ganado, para tratar de pagar la comida. Miles de familias ni se imaginarían poder sobrevivir en una situación de este tipo y que empeora día a día. Sin embargo, es a lo que se enfrentan muchos de nuestros vecinos en esta región del país. “Los padres lloran porque no pueden darle de comer a sus hijos” dice Anouce Césaire, vecino del Departamento del Noroeste. “No se trata de la frecuencia con la que comen; comen accidentalmente, es casi un milagro.” Desde CWS, vemos como la situación de nuestros vecinos en el área se va deteriorando y es por eso que estamos haciendo lo mejor que podemos para ayudar. Junto con nuestros socios de esa zona del país, hemos elaborado un plan de respuesta al coronavirus que incluye diferentes fases. La primera fase ya está en marcha. Esto es, compartir información precisa y actualizada sobre la causa y transmisión del coronavirus y sobre cómo las personas pueden y deben protegerse para evitar los contagios. Esta información se distribuye a través de directores de escuelas, líderes religiosos y líderes comunitarios. También se hacen caminatas informativas por las comunidades con megáfonos para compartir el mensaje puerta a puerta pero respetando la distancia social. Nuestros colegas de la organización socia KED, están involucrando a enfermeras y trabajadores de salud comunitarios para colaborar en este proceso. Dado que las personas siguen siendo escépticas sobre el coronavirus y todavía están intentando discernir entre mitos y realidades, nosotros nos aseguramos de que puedan obtener información confiable y que provenga directamente de los profesionales de la salud. Pronto, entraremos en la segunda fase que incluye llevar suministros de higiene a quienes no puedan acceder a ellos. Proporcionaremos tanques de agua portátiles que la gente podrá usar para lavarse las manos, junto con jabón y desinfectante. Mientras tanto, estamos ayudando a las familias a crear estaciones de lavado de manos usando contenedores de agua elevados y seguimos compartiendo consejos y recomendaciones de este tipo con más familias. Otro de nuestros socios, GRADAID, también está poniendo a disposición equipos de protección personal para los centros de salud y hospitales que los soliciten a través del Departamento de Salud del Noroeste. La tercera fase se centrará en la seguridad alimentaria y en ayudar a las familias a generar ingresos. Esto puede que incluya la distribución de semillas para cultivos rápidos para que las familias puedan cosechar lo antes posible. También puede significar volver a nuestro trabajo regular con estas comunidades. Esto es, ayudándoles a mejorar las formas en que pueden ganarse la vida pescando o cultivando. Más allá de que los planes evolucionen o cambien en las próximas semanas, una cosa es segura: nuestra máxima prioridad será ayudar a las familias aSigue leyendo “Una situación muy compleja que se complejiza aún más en Haití debido al COVID-19”

CWS trabaja en más de 30 países incluyendo Estados Unidos y es miembro de la Alianza ACT y de InterAction (Consejo Estadounidense para la Acción Internacional Voluntaria).

 

Oficina Regional de CWS Latinoamérica y El Caribe: Av. Corrientes 5225, 5º C, (1414) Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina ᛫ infolac@cwsglobal.org


Oficina Haití: 11 Rue Price Mars, Entrée Kafou Djoumbala, Route de Frères, Pétion-Ville, Haiti ᛫ pnelson@cwsglobal.org

Síguenos en redes sociales

© Copyright 2024, CWS. Todos los derechos reservados.

Diseño y Desarrollo: Moquo.